Introducción a los Escenarios

Los escenarios son historias construidas a conciencia y mediante el diálogo para prefigurar lo que podría ocurrir en los próximos 15 años. No son previsiones, ni recomendaciones. Son historias que describen posibles caminos hacia el futuro y que nos ayudan a pensar y conversar sobre nuestra realidad actual. Las semillas del futuro existen en el presente.

Resumen de los escenarios para el futuro de la democracia en América Latina 2015–2030

Es el escenario de redistribución del poder, fortalecimiento de la democracia e innovación institucional.

En este escenario, América Latina experimenta una demanda generalizada para el replanteamiento de las instituciones democráticas que permita superar progresivamente los problemas estructurales más apremiantes y lograr una mayor inserción de la región en el mapa global. Cada país de la región debe lidiar con una realidad en la que la adaptación a las oportunidades y los desafíos de la globalización en sus múltiples vertientes, impone mayor presión para concertar reformas institucionales que tiendan a mejorar la calidad de la democracia y a incrementar la satisfacción de los ciudadanos y el cumplimiento de sus aspiraciones. De este modo, en un número creciente de países se generan las condiciones para que sean las propias instituciones las que promuevan transformaciones de largo aliento en áreas críticas en las que antes predominaban los intereses particulares. Los resultados son dispares según cada país de la región, pero resulta evidente la demanda generalizada por un nuevo modelo de democracia más pragmático que supere los límites de los esquemas tradicionales. En ese contexto, algunos países demuestran que sí es posible superar gradualmente ciertas inercias estructurales que hasta ahora habían impedido reducir la desigualdad y la violencia y así lograr que las organizaciones fundamentales del Estado representen de forma genuina los intereses de una sociedad diversa. Es el escenario del fortalecimiento de la democracia en la región y de la innovación institucional.

Lea el texto completo de lo escenario.

Es el escenario de una democracia en apariencia, de formas, en donde el poder está concentrado y en disputa entre diversas fuerzas políticas y económicas, generando frustración social.

En este escenario, siguen predominando las lógicas inerciales de concentración o de reconcentración del poder político y económico, en una región que continúa marcada por una cultura política caudillista, clientelar y con resabios autoritarios. En algunos países y subregiones se registran avances sin precedentes en materia de derechos económicos, sociales y culturales, pero sin alterar de raíz el patrón de desarrollo concentrador ni las lógicas de la corrupción y la violencia, y aún bajo el auspicio de esquemas de poder que apuestan deliberadamente por subordinar a las instituciones democráticas. Algunos países atraviesan crisis políticas y se evidencian en algunos casos retrocesos autoritarios puntuales y de nuevo cuño, con consecuencias graves para la construcción institucional y el ejercicio de los derechos ciudadanos. En 15 años se lamentan todas las oportunidades que sigue desaprovechando la región para forjar genuinas democracias interculturales. La democracia en la región ha perdurado, pero muy pocos están satisfechos con las formas en que lo ha hecho. Es el escenario de la democracia en apariencia, de la tensión y las disputas de poder entre diversas fuerzas políticas y económicas y de la frustración ciudadana.

Lea el texto completo de lo escenario.

Es el escenario de movilización, presión y creatividad populares planteando grandes retos a las estructuras tradicionales de poder.

En este escenario, la movilización social consolida su capacidad de interpelar a la democracia y comienza paulatinamente a promover transformaciones de toda índole y de distintos alcances. Factores como el avance permanente de la innovación científica, la expansión de la era del conocimiento, el acceso más amplio a las nuevas tecnologías, la continuidad democrática en la región, la capacidad de articulación de la diversidad y la comprensión de los efectos negativos de las agendas globales y regionales, sumados al aprendizaje generado por logros alcanzados en estrategias de impacto que combinan tecnología, uso del espacio público, incidencia institucional, creatividad y presencia en medios de comunicación innovadores, imponen algunos límites a los abusos de poder público o privado y generan una prematura pero concreta incidencia en políticas públicas que garantiza mayor inclusión social. La movilización social deja así al descubierto en múltiples casos las limitaciones de la democracia, de la institucionalidad y los alcances del estado nación. La comprobación de que las acciones individuales y colectivas de la sociedad, más allá de la acción del Estado, generan cambios sociales puntuales que, de articularse, pueden convertirse en cambios sistémicos o transformaciones de escala para solucionar problemas públicos específicos, renueva el modelo democrático tradicional al combinar la lógica de representación política en las instituciones con la lógica de legitimidad social en la participación. En particular, la organización de esquemas de cooperación horizontal con múltiples actores conduce a un empoderamiento ciudadano más extendido y transparente. A lo largo de 15 años se generan beneficios concretos a partir de las nuevas formas de participación que trascienden la órbita de las instituciones y las convocatorias organizadas por los espacios tradicionales y, al mismo tiempo, se visibilizan los riesgos de cooptación por los poderes fácticos y reales y que la misma tecnología termine limitando su impacto. Es el escenario de la movilización, la presión y la creatividad popular frente al poder tradicional.

Lea el texto completo de lo escenario.

Es el escenario de una democracia secuestrada, dominada por el crimen organizado, que genera temor y un sentimiento de derrota en las y los ciudadanos.

En este escenario, la democracia se ve apropiada en buena parte de América Latina por la influencia depredadora del comercio ilícito que prevalece sobre la acción del gobierno o convive con ella. Los ciudadanos oscilan entre el cinismo y en unos casos la desesperanza, allí donde el territorio es gobernado de facto por el crimen organizado que impone fuerza y muestra cierto hálito de prosperidad temporal, y en otros casos el terror, allí donde el territorio se encuentra en disputa. El sistema de toma de decisiones políticas se vuelve funcional a una serie de intereses opacos que disfrazan sus verdaderas intenciones detrás de imaginarios y demandas ciudadanas legítimas. La corrupción se consolida como el modus vivendi de políticos, empresarios y criminales por igual, que viven y prosperan a la sombra del Estado. Las actividades ilícitas reconfiguran no solo el monopolio del poder estatal sino también la actividad empresarial legítima y las pautas de convivencia en ciudades y barrios. Tres lustros de violencia consolidan territorios fuera del control de los Estados nacionales y, aún más grave, algunos Estados fallidos que la comunidad regional e internacional solo trata de contener. El destino común de las democracias de la región está en vilo. Es el escenario de la violencia, el miedo, la sensación de derrota y el secuestro de la democracia.

Lea el texto completo de lo escenario.

Conoce a cada escenario por completo

Un recorrido de posibilidades futuras, un camino para los próximos tres lustros que tiene como estación de llegada la América Latina de 2030.

Haga clic en los enlaces de abajo para leer el texto completo de cada escenario.

Democracia en

TRANS–
FORMACIÓN

Democracia en

TENSión

Democracia en

MOVILI–
ZACIÓN

Democracia en

AGONÍA

Véase también:

SIGA EL MOVIMIENTO DE LAS REDES SOCIALES

Suscríbete a la newsletter